azuqueca.org

Cultura azudense

Desde 1984 Azuqueca cuenta con una amplia Casa de la Cultura, punto de referencia principal de la labor cultural del municipio. En sus instalaciones se encuentran distintos talleres municipales, un gran salón de actos, una sala de exposiciones y la Biblioteca Municipal Almudena Grandes.

Al este del municipio, cercano a la estación de tren y al centro histórico de la ciudad, encontamos "El Foro de Azuqueca", un lugar de confluencia juvenil y del asociaciones  de todo tipo y agrupaciones musicales de Azuqueca.

Pocas son las huellas que quedan del pasado en Azuqueca. Urbanísticamente sigue teniendo la misma fisonomía que el resto de los pueblos de los alreddores: una iglesia en el centro del municipio, y alguna que otra ermita repartida por los alrededores. Respecto a la arquitectura civil, no ha perdurado al paso de los años ningún edificio o monumento de interés turístico. No obstante, se pueden contemplar algunos ejemplos patrimoniales de cierta importancia tanto histórica como artística:

  • Iglesia de San Miguel (s.XVI). Obra de corte renacentista popular, con una torre de ladrillo visto y un gran pórtico de cinco arcos de medio punto sobre columnas con capiteles jónicos.
  • Ermita de la Soledad (s.XVII). Ermita renacentista de amplio tamaño junto a la carretera de Alovera. En su interior se encuentra una imagen de la Virgen de la Soledad, patrona de la localidad, tallada por Juan Pascual Medina en 1769.
  • Iglesia de Santa Teresa de Jesús, antigua iglesia de San Salvador (s.XVII). Obra del románico tardío típico de la sierra de Guadalajara, fue trasladada entre 1982 y 1987 desde la localidad de Alcorlo Hoy anegada por el embalse que lleva su nombre, al barrio de Asfain de Azuqueca para salvarlo de las aguas.
  • Venta de San Juan, Parador de Cortina o Casa de Postas (s.XVIII). Gran caserón, levantado sobre el antiguo poblado de San Juan, con un portalón para carros y un amplio patio porticado con una distribución típica de una venta del Camino Real de Madrid a Zaragoza. Se encontraba junto a la A-2, en pleno polígono industrial de Miralcampo, y fue derruido en 2005 pretendiéndose, en un principio, trasladarlo a otro lugar más céntrico, aunque finalmente no se previó su reedificación.
Volver